Y… ¿qué pasó con la lectura?

Lic. Silvia Benítez de Ferreira.

Hoy día, a los escolares se les regalan computadoras en vez de libros, se les exige que elaboren sus trabajos prácticos a computadora en vez de enseñarles a escribir, se les sugiere que lean desde la computadora, y los libros de texto ¿dónde quedan? Los niños y niñas que leen ¿Comprenden lo que leen? ¿Interpretan lo que leen? ¿Analizan lo que leen? Porque, simplemente, pasear la mirada por las palabras y unirlas, no significa que entiendan lo que leen.

No estoy en contra de la tecnología, al contrario, estoy a favor del avance de la ciencia, pero creo que todo tiene su proceso; su momento, su inserción, que se haga en forma paralela está bien. Como docente me siento triste, alarmada y a veces desorientada cuando ya en la universidad, nos encontramos con alumnos, que nunca han leído un libro de texto, todo en fotocopias; no han leído un texto literario (cuentos, novelas), no conocen las partes de un libro, y queremos que de golpe lean nuestras asignaturas en libros de texto. Ahí llega el fracaso.

Cada vez es mayor la preocupación sobre este tema, cada vez se hace más difícil la redacción correcta, porque no se lee; no hay motivación, no hay seguimiento, no hay estímulo ni modelos a seguir, tanto de los docentes como de los padres; los alumnos no saben realizar análisis y menos síntesis de lo que leen y ¿una crítica? Les falta criterio, y todo eso se aprende a través de la lectura de buenos libros. ¿Es tan difícil, colegas docentes, que nuestros alumnos lean por lo menos el periódico? ¿Que dejemos de lado, en algunas clases el soporte tecnológico y estimulemos la lectura? No olvidemos que no se debe abusar de las técnicas de enseñanza, y de nosotros depende, de nuestra creatividad, que nuestros discentes adquieran el hábito de la lectura y que les agrade, para lo cual no hace falta leer varios libros a la vez, se debe hacer lenta y paulatinamente y más aún si en nuestro grupo de clase abundan los alumnos sinceros y honestos, que cuentan sus falencias; para ello es importante la prueba diagnóstica y el conocimiento previo de los alumnos.

Hay tantas cosas, consejos y sugerencias sobre la necesidad de la comprensión lectora. No podemos avanzar sin este primer peldaño del conocimiento, que es la base de todo.

Les sugiero compartir estas frases:
Leer sin reflexionar es como comer sin digerir.
La lectura es la comunicación con nuestro ser, nuestra imaginación y nuestro gobierno.
Un libro abierto es un cerebro que habla, cerrado un amigo que espera, olvidado un alma que perdona, destruido un corazón que llora.
La lectura nos abre las puertas del mundo que te atrevas a imaginar.
Toda nuestra vida es un gran relato en un libro en el que somos los autores
Amar la lectura es trocar horas de hastío por horas deliciosas.
Analfabeto no es aquella persona que no sabe leer, analfabeto es aquella persona que sabiendo leer no lo hace.

About the author  ⁄ 

No Comments