La economia Naranja

 

Prof. Ramón Ayala

Prof. Dr. Ramón Ayala – Docente Sede Ciudad del Este

La economia Naranja

En esta edición el profesor Ramón Ayala, docente de Ciudad del Este, explica el concepto de Economía Naranja.

Felipe Buitrago Restrepo es un economista Colombiano y  Consultor de la División de Asuntos Culturales del BID, Banco Interamericano de Desarrollo, quien junto a Iván Duque, han publicado un libro con el título de “La economía naranja: una oportunidad infinita”  en el que se   explica de una forma didáctica y fácil de entender el concepto denominado ¨Economía Naranja¨.  Ellos comentan “que el concepto de Economía Naranja surgió hace más de 2 décadas, y fue relevante la Declaración de México sobre las Políticas Culturales de 1982, en que la Unesco resolvió con 142 países la vinculación de la cultura como factor de desarrollo. Entre 1999 y 2002, varios libros aportaron matices a la economía creativa, y en el 2007, informes especiales revelaron que esas industrias equivalen al 6% del PIB mundial.

 QUE ES LA ECONOMIA NARANJA SEGÚN SUS PROPULSORES

Un análisis muy particular, de Lala Dehenzelin, especialista mundial en Economía Creativa & Desarrollo Sustentable, economia-naranja (2)Brasileña, que transcribimos a continuación, nos da los elementos necesarios para entender en que consiste la Economía Naranja. Ella nos dice que “la economía tradicional es una economía que tiene su reserva de valor tangible, como la tierra, el oro o el petróleo, desde donde desarrolla procesos de generación de riqueza y de calidad de vida”. Continua diciendo que “la Economía Creativa y su extensión en Economía Naranja, sería la misma cosa que el concepto anterior, pero desde lo intangible, o sea desde el conocimiento, la creatividad, el lenguaje artístico, de los atributos que definen a una comunidad, un país o una empresa, pero desde lo intangible.  Así al igual que un pozo de petróleo visible, accesible y con un proceso para generar riqueza, un intangible, el conocimiento, la creatividad necesita ser visible, accesible y tener su propio proceso, para generar riqueza.  Lo explica con un ejemplo: “Un  producto de artesanía, no es todavía economía naranja o economía creativa, es la reserva de valor, como lo es el petróleo como bien tangible. Los artesanos o desde la artesanía necesitan generar procesos con otros actores o áreas del conocimiento, por ej. del diseño, la comunicación, o el branding, para hacerse visible, accesible y empezar a producir riqueza y generar empleo.

La economía naranja consiste en “HACER NEGOCIOS CON IDEAS” EN HACER “VISIBLE LO INVISIBLE” y generar a su alrededor negocios sostenibles, como se ha explicado con el ejemplo de los artesanos. El sector  Naranja es aquella en el que las ideas o el conocimiento se convierten en un bien o servicio que le interese a la gente para comprar o consumirlo, propiciando con  ello la efectiva generación de empleos y el desarrollo social. ¨Es el conjunto de actividades que de manera encadenada permiten que las ideas se transformen en bienes y servicios culturales, cuyo valor está determinado por su contenido de propiedad intelectual.

 Buitrago mencionó a la película “7 cajas” y a la Orquesta de Instrumentos Reciclados de Cateura como exitosos ejemplos paraguayos del impacto de las industrias culturales, a partir de sueños e ideas que se dinamizan dentro de procesos económicos e influyen en el desarrollo social.  En el libro, los autores demuestran cómo los sectores culturales, artísticos y creativos generan cada vez más y más ganancias para el mundo y cómo la creatividad es una oportunidad infinita de generación de riqueza para las personas, las empresas y las sociedades.

COMO EMPEZAR A DESARROLLAR LA ECONOMIA NARANJA

Siete son los pasos que nos proponen Buitrago y Méndez para entrar en la dinámica de la economía Naranja:

  1. Partir de la Información: necesitamos conocer el sector y buscar datos para analizarlos.
  1. La Institucionalización:crear las condiciones, el marco regulador para que la creatividad pueda convertirse en un bien o servicio.
  1. El desarrollo de la industria cultural: propiciar la conexión del triángulo generado a partir del creativo con su idea, con un emprendedor que la asuma y acompañe y por sobre todo que se relacione con un inversionista que quiera asumir los riesgos del negocio y tender con ello a una innovación sostenible.
  1. Infraestructura: pensar en lo que disponemos. Por ej. Si queremos usar internet, ver nuestra banda ancha, o lo que requerimos para poder concretar una idea
  1. Trabajar la integración comercial: en este tipo de iniciativa no podemos lanzarnos individualmente. Los costos suelen ser muy altos y necesitamos juntarnos para emprender entre todos el desafío.
  1. No obviar la Inclusión: pensar de qué manera podemos enfrentar problemas sociales que necesitan ser abordados positivamente. Ej. Orquesta de reciclados de Cateura.
  1. Por último, tenemos que reconocer al creativo como un verdadero trabajador y no como un simple pasatiempo. La inspiración o la creatividad   empiezan y terminan con el individuo.

cadenavalornaranaja (2)La economía naranja nos plantea el primer  gran reto, de  crear un ambiente a través del cual se pueda desarrollar la aptitud visionaria y  emprendedora  de las personas que reproduzcan su  capital intelectual y ofrezcan ideas sostenibles a la sociedad.

La economía creativa o ECONOMIA NARANJA debe poseer la capacidad de combinar cuatro factores, a fin de que exista una visión de desarrollo sistémico y no parcial. Pasar de lo que comúnmente creemos,  que los aspectos económico-financieros son lo  único relevante dentro de una empresa, en otras palabras, lo tangible, a otra mirada que  hace referencia a que el patrimonio y la riqueza deben ser considerados en  4 dimensiones o sea 4D (Dimensión ambiental,   Dimensión financiera, Dimensión Social y Dimensión cultural, esto como un proceso de obtención de riqueza)

Bien sabemos que los recursos tangibles son finitos, que se consumen con el uso y por lo tanto se agotan (economía tradicional), mientras que con los recursos intangibles ocurre todo lo contrario, no se consumen con el uso, al contrario, se multiplican, propiciando con ello oportunidades importantes para alcanzar retos de inclusión social, inclusión económica, debiendo ser inclusive considerados dentro de las prioridades estratégica de los países para su desarrollo sostenible y real.

Para cualquier información adicional sobre este tema puede ingresar a este link:

http://publications.iadb.org/handle/11319/3659?locale-attribute=en

About the author  ⁄ admin

No Comments